fbpx

Estamos viviendo el resultado de nuestras decisiones

el resultado de nuestras decisiones

Aceptar que parte de lo que somos y vivimos es por nuestras propias decisiones, pero también que los demás toman decisiones que nos afectan y que no tenemos que cargar con esa responsabilidad; que se vale darle a cada quien su carga.
Cuando le damos a cada cosa, a cada persona y a cada situación el significado que realmente tienen, es más fácil elegir que batallas provocamos nosotras, cuáles provocan otros… sobre todo, cuáles batallas valen la pena pelear.

De vuelta al homeschooling ya estamos aquí

De vuelta al homeshooling

En este nuevo ciclo me he propuesto no ponerme en el papel de nadie, yo sé qué es lo que me corresponde a mí como su guía, pero en cuestión académica, literalmente, me lavo las manos. En ese sentido, la responsabilidad es de sus maestros y de ellos.
Por lo pronto, el inicio va bien. Pero también es cierto que están en la semana de presentación y repaso; lo que me encanta, es que por fin, tienen clases todos los días y con un horario establecido por materia. Eso hará que vuelvan un poco a establecerse rutinas de aprendizaje y trabajo en casa.

La teoría del papá soltero (a mi punto de vista)

papá soltero

Yo no sé si es una teoría, pero al final es mi punto de vista. Te lo cuento con dos historias que para mi son la prueba fiel de que como mujeres a veces también la cagamos y debemos de aceptarlo para poder seguir creciendo como mujeres. También los papás solteros merecen no caminar por el mundo con la etiqueta en las espaldas, no es necesario, cada uno de nosotros asumimos lo que debe de ser y mejor te lo pongo lo que estuvimos de acuerdo.

Para toda la vida… la frase que más pesa

Para toda la vida

Esa frase me ha marcado muchísimo, en una situación diferente, pero igual de importante. Me ha causado y me sigue causando un montón de dolor emocional porque la carga que implica es impresionante.
El hecho de que nos metan o nos metamos en la cabeza que algo es para toda la vida implica que no podemos echarnos para atrás, que no hay más remedio u otra opción; realmente es una carga muy grande.
En ningún momento plantea la posibilidad de arrepentirte o de no sentirte un tremendo fracaso si cambias de opinión y si ya no quieres hacer eso nunca más porque hay otras opciones.