fbpx

El mundo que estamos dejando, no estoy segura

El mundo que estamos dejando a nuestros hijos… lo he escuchado mucho

Desde que soy niña, ya desde entonces el mundo era un completo desastre.

Y hoy me desperté preguntándome: ¿qué tipo de mundo estamos heredando?, porque si bien ya soy una adulta, mi generación no tiene el control del mundo total.

Aun existen los dragones a cargo de todo el sistema mundial y ellos siguen persiguiendo sus objetivos y mi generación se cuadra a todo lo que quieren.

Como mujer y mamá de 2 niñas pequeñas espero poder transmitir a mis hijas un espíritu de cambio al mundo.

¡Tenemos que tomar la vida en nuestras manos de una vez!

Nuestro papel como mujeres aquí y ahora en el mundo que estamos dejando

La mayoría de las mujeres de 40 en adelante ya entendemos la responsabilidad que es vivir, y las que somos mamás sabemos que tenemos que educar a seres humanos no solo animalitos del campo.

Yo creo y estoy convencida de que si queremos empezar a que la humanidad sea más “humana” tenemos las mujeres el cambio en nuestras manos, y no me lo tomes por el subtítulo sexista.

No me refiero a eso de que si dios si fuera mujer el cielo fuera rosa, me refiero a que nosotras como mujeres somos el primer contacto de un ser humano al mundo.

Las costumbres, la empatía, el respeto y la aceptación lo enseñamos las mamás.

El mundo que estamos dejando amerita que desde el origen de la vida empecemos a cimentar humanos de convicciones fuertes.

 Mi abuela decía: Las buenas maneras y la clase se maman…

Hoy lo entiendo mejor que nunca.

Yo aún creo en la humanidad, estoy convencida de que existimos humanos fuera del rebaño de la sociedad que estamos dispuestos a levantar la lucha silenciosa, la acción de la no acción.

No necesitamos andar por el mundo con el puño cerrado demostrando a los demás que somos guerreras, tenemos a las nuevas generaciones en nuestras manos, duermen en el cuarto de a lado y te dicen mamá.

Para mi forma de pensar ellos tienen el cambio de este mundo, tienen esa ecuación que nuestra generación no vio, y que la generación que siguió no quiso ver, fue más fácil solo navegar por la matrix y dejar pasar las cosas.

Nuestro papel como mujeres hoy día es alentar a nuestros hijos a ser fieles a ellos mismos, no se necesita más.

Seguir sus ideales y metas sin pisar a nadie para llegar más alto, a ver que todos somos parte de un planeta que nos alberga, no nos pertenece nos deja vivir en él.

Ningún humano pidió estar en este planeta, pero ya que estamos aquí y nos dejaron experimentar hagamos algo que deje huella tanto para nuestros hijos como para toda la humanidad.

Por más pequeñas que sean nuestras acciones suman, eso es el cambio.

El mundo que dejamos…

Empecé medio nostálgica, pero en realidad es mi sentir y si voy a vivir en mi propia honestidad lo tenia que sacar, te lo tenía que decir.

Somos mujeres de la nueva ola, somos mujeres que nos definimos por nuestra actitud, somos mamás y tenemos el cambio en nuestras manos.

Y si no eres mamás también tienes el cambio, todo lo que hagamos juntas como mujeres de conciencia distinta renegando por las etiquetas sociales suma a un cumulo de acciones.

Un día despertaremos y nos daremos cuenta de que luchamos una guerra sin armas y sin conflictos, que ganamos una guerra con amor por nosotras, por nuestra gente y por la humanidad misma.

Si nosotras comenzamos a aceptarnos y dejar salir esos pensamientos que tenemos, que sabemos que no somos mujeres que ya estamos llegando a la mitad de nuestras vidas ¡noooo!! A penas estamos comenzado…

Unámonos como mujeres siempre vivas, siempre dispuestas y florecientes para ser felices y completas, y de paso dejamos un mundo, tu mundo mejor a tus hijos.

Y así estar seguras de el mundo que estamos dejando

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: