fbpx

Mujeres de la nueva ola,una nueva forma de ser

¡Mujeres… estamos cambiando de piel!

Últimamente todas las féminas estamos dentro de una revolución personal que creo que ya encontramos aquí en el 4to piso por donde vienen tiros.

Te platico:

Desde que somos conscientes Rocio y yo de que estamos en un cambio de paradigma, a nuestros 40 años hemos estado buscando dentro y fuera de nosotras qué es lo que nos está pasando.

Porque obviamente eso que encontramos en las redes e internet de que somos mujeres de mediana edad y que estamos en crisis existencial nos da urticaria.

Definitivamente estamos seguras de que es otra cosa más interesante por la que estamos pasando.

EL nuevo pensamiento

El otro día leyendo unos artículos me encontré con una nota que traía un comentario que la neta me llamo mucho la atención y decía algo así:

“Las mujeres de 40 años de esos tiempos usan jeans y camisetas igual que una veinteañera y si las observas por detrás no podrías distinguir cuál es la de 40 o la de 20”

Y la neta que es verdad peeeeerooooooo, fíjate bien el asunto, yo creo que esto viene del nuevo cambio de vida y de actitud de las mujeres.

Nuestra actitud no es la misma que la de nuestras madres o abuelas a nuestra edad.

Obviamente hemos cambiado de necesidades y de metas, no son las mismas que las de ellas, nosotras hemos visto y sentido las cosas de forma distinta y asumimos los cambios.

Nosotras estamos instaladas en que la edad no es más que un número que representa el tiempo que tenemos aquí, pero que eso no rige nuestra actitud y nuestra forma de ser.

Yo te puedo decir que a mis los 40 años me han cambiado mucho, si bien por mis propias acciones y decisiones a los 40 me paso de todo que la vida se me volteo como un calcetín, estoy segura de que a muchas mujeres también ha sido un parteaguas.

Y ¿estamos conscientes de esto?

Yo siento que de alguna forma si, estamos más activas en la sociedad desde hace muchos años, educamos a nuestros hijos con una libertad de pensamiento y de acción, además de que somos libres de elegir que hacer nuestro cuerpo.

Que quisa todavía nos hace falta definirlo y saber exactamente porque o de donde viene todo esto que sentimos y hacemos.

Hoy estamos dispuestas a permanecer en esta actitud por mucho tiempo, una actitud de plenitud de vida acompañada de la experiencia que ya tenemos.

Estamos dispuestas a seguir descubriendo cosas nuevas de nosotras y de la vida, ya no sentimos que llegamos a los 40 y somos unas doñas, yo confieso que me sigo asustando cuando me dicen señora ¡me asusta y ya tengo 42! Jajajajajajajjajaj!!!

Eso no quiere decir que me comporto o que me siento como una morrita porque no es así, pero tampoco me siento como señora, tengo que buscar algo intermedio la verdad.

¡Ojo! Aquí… no vayas a pensar que soy una chavaruca para nada, porque podemos llegar a confundirlo, con chavarucas o sugarmami y nada que ver.

El hecho de sentirnos bien no es que vamos a comportarnos como chavitas.

Nuestra actitud es relajada simplemente estamos viviendo y sintiendo como una mujer que sabe lo que quiere, lo que le duele, lo que le falta y todo lo que siente.

Y eso nos hace sentir que no tenemos un lugar o que no podemos platicarlo con nadie por miedo a las críticas y al deporte de juzgar.

¿Imagina tener un espacio solo para nosotras en donde podamos expresarnos sin prejuicios?

De verdad que para mi sería un lujo tener un espacio para compartir que otras habitantes del 4to piso que están pasando por lo mismo que yo, poder platicar y de alguna forma descubrir juntas como pasar por esos cambios.

Un espacio en donde no nos de miedo decir que estamos hasta la madre de que todo mundo nos quiera cambiar o nos digan “ya estas grande para eso”

Creo que es importante tener nuestro propio club de mujeres en busca de la mujer que en realidad somos.

Un espacio para nosotras

En definitiva, necesitamos este espacio, es por eso por lo que te pido que estés muy atenta en los próximos días porque estamos maquilando algo que nos va a servir de remanso y de propósito a esta revolución silenciosa que estamos comenzando.

Porque no somos de mediana edad ¡no!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: