fbpx

Un día es un bebé y al otro es candidato a la pubertad

Mi bebé mayor esta entrando de lleno a la pubertad.

Soy mamá de dos niñas, una de 8 que aún me da respiros, y una de casi 11 y vaya por todos los dioses que está creciendo.

Nuestra relación mamá-hija esta siendo un poco difícil, imagínate el escenario, su mamá pasando por los 42 años que como dice Rocio es la segunda adolescencia y mi niña pisando la meta de la pubertad.

De verdad que esto va siendo cada día un poco más intenso.

La niña está construyendo su propia personalidad, ahora quiere otro tipo de ropa, escucha música de grupos coreanos (no entiendo porque) pasa horas dentro de sí misma y luego llega con preguntas que ni yo me hago.

Entre ella y yo pasamos de estar tranquilamente a estar en el ojo mismo de una guerra, tienes muchos cambios de humor.

Como llega y me abraza y me dice mami, puede llegar de la manera más déspota de una niña a dirigirse a mí.

De verdad que hay veces que no sé qué hacer o como controlar lo que esta pasando con ella y conmigo.

Necesito encontrar la forma de equilibrar toda esta situación

Mi niña es un humanito muy bueno, tiene buenos sentimientos, pero, así como es linda tiene un carácter muuuuuuy fuerte, es de las que defiende su punto de vista sobre todas las opiniones, y a la vez defiende y nos cuida a mi y a su hermana sin pensar.

De la misma forma que te la describo es su comportamiento de todos los días, y no puedo dejarla con todo el paquete a ella sola, porque la veo, la escucho, la siento y parece que me estoy viendo a mí misma.

Y ahí es cuando la cosa se pone más complicada, porque somos igualitas.

Mi niña esta pasando por su pubertad encerada en cuatro paredes, por esta maldita situación mundial nos

 es muy difícil salir a pasear, a la playita o simplemente a caminar y eso le está haciendo falta.

Por eso creo que dentro de la complejidad de lo que estamos pasando el encierro nos esta haciendo sentir las cosas más grandes de lo que son.

Esta etapa de pubertad de la niña me esta enfrentando con todo lo que yo misma debo de cambiar o debo de trabajar.

Cada día entiendo más el sentido de ser mamá, y juro que soy la mujer del planeta menos preparada para serlo.

Hay miles de mujeres en el mundo que estoy segura de que son unas madres excelentes y que así mismo lo creen ellas.

Pero yo no me siento así, me siento en una rueda de la fortuna constante, no sé si lo que hago o lo que trato de enseñar a las niñas es bueno.

¡Ves, estoy peor yo que mi puberta!!!

Un día era bebé y al otro le tengo que platicar de tampones

Con todos estos cambios, me llego el día de “la plática” y bueno quiero decirte que tal como lo sospechaba ella tenía más información que la que yo tenía a su edad, es así.

Pero de igual forma tuvimos nuestra platica, y compramos todo lo necesario para este preparada.

Si bien sé que tal vez estoy adelantándome mucho, su genio y sus hormonas me dicen que ya viene.

A mi me bajo a los 13 espero que a mis hijas también les llegue más o menos a esa edad, pero en definitiva con tantas cochinadas que nos meten en la comida entre transgénicos y hormonas no sería raro que las niñas se adelanten.

Seguiré pasando por este momento, pero después de lo que te platique me siento más ligera y además entendí mis puntos débiles en los que tengo que trabajar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: