fbpx

Soltera a los cuarenta, una ventaja

Soltera a los cuarenta, una ventaja o sea en pleno 4to piso de la existencia ¿Ventaja o desventaja?

¿Carga o descarga?

O de plano una maldición…

El otro día Fernanda mi hija mayor me dijo: mamá ¿ya sabes que estar soltera a los cuarenta está de moda?

Claro que me cagué de la risa, hasta ternura me dio porque ella desde la separación con su papá y no había mencionado nada al respecto.

La cosa es que después me quede pensando y la verdad es que cuando una decide juntar su vida con alguien no es precisamente pensando en que tiene caducidad el asusto.

Pero al final ¡ya está! Así es y hoy soy soltera a los cuarenta.

Te juro que al principio de la separación me pesaba mucho el decir que era soltera, nunca lo mencione hasta hoy que te lo cuento.

Ventajas y desventajas de ser soltera a los cuarenta

Conste que esto es solo mi punto de vista, y como dicen por ahí: cada uno cuenta su versión de la historia.

Para mi al principio fue jodido, tuve una relación de 10 años y 2 peguetes.

Pero buen… la ventaja que yo creo esta en este rollo es mi libertad absoluta (bueno hasta que empieza la libertad de mis niñas) esa libertad de hablar, decir y vestir como yo quiero, no es que le tipo me haya dicho nada, no. Pero no sé de alguna forma me detenía.

Hoy día me siento más segura, más enfocada en mis objetivos y sobre todo con más ganas de seguir lo que deje pendiente.

Me levanto en las mañanas con los pelos de remolino, la pijama toda hecha bolas, los ojos con lagañas y la baba aun colgando, y así me guata despertarme, si bien son detalles que quizá no pensamos, yo si cuidaba eso.

Ahora puedo hacer todas las cosas raritas que me gusta hacer, sin que nadie quiera opinar y decirme si esta bien o no, (en base a ¿qué?) hago lo que me gusta y lo que ¡me sale de los ovarios!

Es tiempo de decisiones

El asumir que estar soltera a los cuarenta puede ser más que una ventaja puede llegar a costar trabajo, pero tú solo cierra los ojos e imagínate el chingo de cosas que puedes hacer…

¡Ojo! Que yo sé que por ahí puede andar una que otra que tiene el príncipe azul y esta en una nube. Yo no. Yo prefiero a el lobo feroz por eso me va como me va.

Pero al final no me arrepiento de esto que estoy pasando hoy día, te puedo decir que hasta más cerca de mis hijas estoy, más me conozco y estoy dispuesta a resolver mis propios pedos sin pensar también en los de otro.

No encuentro desventajas estar soltera a los cuarenta

La neta es que no las encuentro, para mi todo este proceso me ha traído puras ventajas.

No te digo que no he tenido momentos de la jodida y de sentirme un trapo sucio de cocina económica barata, la verdad es que sí.

Pero aprendí a no pensar primero: que yo tenía la culpa, y segundo: que bueno hay que aprovechar lo que el universo nos esta mandando, que dicho sea de paso no nos manda nada que nosotras no hayamos pedido.

La soltería a los cuarenta con toda esta experiencia que nos cargamos, con la sutileza de una mujer adulta que camina por las calles y va levantando miradas de hombres jóvenes es ¡algo que no tiene precio como la master card!

La neta es cuando dicen las voces internas:

Ya ves… si todavía estas buenota…

La soltería a los cuarenta es la oportunidad perfecta para reconciliarte contigo misma, para volverte a conocer, para volver a sentirte y sentir a los demás, no es un castigo divino ni nada esas pendejadas, es un nuevo camino que nos tocó explorar.

La neta yo si le entro, yo si lo quiero explorar, yo sí estoy dispuesta a volver a ser yo misma, aunque me vuelva una loca hippie, rocker, chola con ganas de plaquear el mundo con todo lo que hago, asumiendo con mucho respeto y con responsabilidad mi soltería.

Obviamente que yo digo: ¡Que me amarren porque ando suelta!!!

¡Pura energía vital!!!, corre conmigo que nos espera una buena vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: