fbpx

Tomo mis propias decisiones, no por eso ¡estoy loca!

Tomo mis propias decisiones y la gente piensa que estoy loca.

Y es que la neta no es que este muy cuerda que digamos, pero esa es mi esencia, por lo pronto no estoy medicada.

Pero la neta que ahora que estoy plenamente habitando el cuarto piso de mi vida, me doy cuenta de que perdí mucho el tiempo.

Lo perdí tratando de satisfacer a la gente que me rodea, y estoy segura de que si mi familia lee esto van a decir que no, que yo siempre hice lo que quise.

Y si lo hice, pero no como yo hubiera querido.

Ahora que simplemente tomo mis propias decisiones piensan que me estoy volviendo loca, o que me estoy haciendo más rebelde o más cabrona.

Pero he tenido el tiempo suficiente para darme cuenta de que no porque las cosas no han sido como yo las tenía planeadas no tengo el derecho o la capacidad de tomar mis propias decisiones.

Ya me harté de esperar que a los que me rodean les parezca bien lo que pienso o lo que hago, es más ya no lo estoy haciendo.

Mi gente esta super sacada de onda la neta, pero ya no aguantaba esta mierda de estarme callando las cosas, ya no estoy para eso.

Pero no por eso estoy loca ¿sabes??, por lo menos no medicada, pero la locura que nos da en esta etapa yo creo que es necesaria, es cuando volteas al mundo y te dan cuata que te falta comerte un cacho.

Yo siempre he pensado que, si se puede comer el mundo a mordidas, depende del hambre que tengas, y yo como ahorita tengo mucha hambre, me voy a comer el cacho que me falta.

Quiero que esta locura que me está despertando me lleve al máximo de expresión de mi negocio, de mis diseños y de todo.

La cosa es o me dejo llevar por mi locura o me vuelvo a reprimir

Y la verdad elijo la primera opción.

Una vez escuche que la locura lo cura, y me daba mucha risa la expresión, pero ahora la entiendo y es cierto, hoy me siento curada de todos mis males, porque sí que tengo males y muchos, pero ya no los siento tanto.

Elijo esta locura que deja salir mi rocker hippie que estaba dormida dentro de mí, elijo cortar mis camisetas como me da la gana, ponerme un arete en la nariz, y que quiero tatuar.

Si estar loca significa volver a ser feliz o ser feliz de una vez por todas, elijo la locura.

Elijo estar muy loca, pero muy loca, despertar todos los días y pensar que pendejada se me va a ocurrir hoy, como voy a enfrentar las cagadas el día de hoy.

La cosa es vivir con todo también esa locura, esa que sabe rico, que sabes que te hace flotar en las nubes

Y es más yo me prometo a mi misma estar un poco más loca todos días, así me voy a curar más rápido.

Tomo mis propias decisiones y dejo de No aceptar mi locura

Neta que no creo que tenga algo de malo ser lo que uno quiere ser, al contrario, lo malo sería que no hicieras nada por ser tú.

Yo creo que sería necesario crear un grupo de ayuda para mujeres que dejaron sacar su locura y luego no saben que hacer con ella, porque la neta es una carga de energía que no sabes si estás enferma o te bajo la presión o la tierra esta dando la vuelta para el otro lado.

Es como una sensación que hacía tiempo no sentía, la neta que al principio me asusté, porque me sentía tan bien que pensé que algo estaba mal.

Ya sabes… de eso de que no te sientes merecedora de sentirte bien cuando tienes un chingo de problemas y no está bien que cantes, o que te rías o que disfrutes el baño.

No. Eso esta mal. Porque tienes muchos problemas y no puedes sentirte bien.

¿Te fijas como nos castigamos solas?

Y no, ni loca, ni mala, simplemente tomo mis propias decisiones, y en ese micro instante decides cantar, y no tiene nada de malo, aunque el mundo esté lleno de mierda.

Y no eres mala porque decidiste no hacer caso a los berrinches de tus hijos, no eres mala si les dices que tiendan su cama, por eso no somos malas.

Malas si no les pedimos ayuda para que sientan que pueden ayudar a mamá, mala si no te dejas sentir.

Yo creo que nos tienen muy observadas o así nos sentimos, y por eso no terminamos de ser lo que queremos sino lo que demás esperan de nosotras.

O están acostumbrados a ver en nosotras, nos observan todo el día para ver si estás de buenas o de malas, si tratas bien o mal a tus hijos, o lo que sea les haya picado ese día, y la verdad es muy molesto porque no puedes decir nada fuera de su lugar.

La neta yo opte por dejar salir de mi ronco pecho lo que siento y lo pienso, y la verdad te voy a dar un consejo, es lo mejor que he podido hacer en los últimos meses, me he sentido más relajada, más concentrada y hasta más tranquila.

Yo no sé si los demás lo sienten, pero yo sí, y creo que estamos en el momento de nosotras, sin importar ya lo que digan los demás, eso sí, sin lastimar ni agredir a nadie.

Dicen que tu libertad termina donde empieza la del otro, así que sin hacer daño a los demás vamos a ser más felices nosotras.

Recuerda: La locura lo cura, ese es el medicamento de hoy, acepta tu locura que al final es lo más tuyo que vas a tener.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: